DONALD TRUMP NIEGA LA CRISIS CLIMATICA Y ESPERA SALIR DEL ACUERDO DE PARIS

Publicado el día viernes 7 de Febrero de 2020 por
Ennova Energía Team
397

“Con el fin de cumplir con mi solemne deber de proteger a Estados Unidos y a sus ciudadanos, Estados Unidos se retirará del acuerdo climático de París” Donald Trump.

Desde que Donald Trump fue elegido presidente de los Estados Unidos en el año 2016, no ha parado de demostrar la poca disposición que tiene para continuar con el Acuerdo de Paris, firmado en noviembre de 2015 y, al que pertenecen más de 190 países.

"El cambio climático es un invento de China para perjudicar a EE. UU." Donald Trump.

Barack Obama, su antecesor, sí mostraba un gran compromiso con la reducción del calentamiento global y en la creación de políticas encaminadas al mejoramiento ambiental. Fue uno de las grandes personajes en el Acuerdo de Paris, demostrando su preocupación y compromiso.
Hoy en día se ven opacados todos sus grandes esfuerzos por su sucesor, quien en innumerables ocasiones ha manifestado la desventaja en la que se encuentra EE. UU. con respectos a otros países. Su visión del acuerdo es sentir que otros dirigentes, cómo por ejemplo China, aprovechan el acuerdo para sacar provecho para sus economías y así, acabar con la suya.

“El acuerdo implica una redistribución masiva de la riqueza de Estados Unidos hacia otros países. El acuerdo climático de París es simplemente el último ejemplo de Washington entrando en un acuerdo que perjudica a EE. UU., en beneficio exclusivo de otros países y que deja a los trabajadores estadounidenses, a quienes amo, y a los contribuyentes con los costes en términos de pérdida de empleo, salarios, fábricas cerradas y menos producción económica” Donald Trump.

Donald Trump afirma estar comprometido con la crisis climática, a pesar de que en muchas oportunidades ha propuesto un discurso negacionista de la creciente crisis, él maneja a su manera una definición realista de los problemas ambientales que sufre el planeta y plantea ir llevando a cabo compromisos climáticos, pero a su ritmo.

Cabe resaltar que el presidente promueve la industria del carbón, petróleo y el uso de plástico. Otro motivo más por el que considera importante salir del Acuerdo y no ceder ante los resultados que arroja la ciencia. Su política expansionista del uso del plástico lo ponen fuera de tener alianzas ambientales con otros países.

La salida de Estados Unidos del Acuerdo a generando una serie de debates alrededor del mundo sobre las repercusiones que trae esta medida para al freno de la contaminación para el planeta. Algunas cifras demuestran la importancia de que este gran país permanezca en la alianza ambiental y conserve su compromiso.
EE. UU. en cifras de contaminación:

1. 27% del CO2 desde 1850.
2. 16,39 toneladas de CO2 por persona.
3. 500 millones de toneladas de metano (cifras del 2012).
4. 13 kilovatios hora.
5. 0.151°C al calentamiento global.

Estas cifras son alarmantes no solo para el país sino para toda la comunidad mundial en general que ve como una amenaza latente la salida al Acuerdo de París a uno de los países más contaminantes y que más influye en la aceleración del calentamiento global.

Han sido varias compañías estadounidenses como Google, Apple y muchas otras más, las que han insistido al presidente continuar y ceñirse al pacto. Particularmente, la productora de combustibles fósiles Exxon Mobil, en cabeza de su director ejecutivo, Darren Woods, ha escrito una carta al presidente del país confirmando la voluntad de continuar en el Acuerdo de Paris ya que estando allí se puede asegurar un campo de juego equitativo para los E.E.U.U.

“Trabajaré para asegurar que Estados Unidos siga siendo el líder mundial en temas ambientales, pero bajo un marco justo y donde las cargas y responsabilidades sean compartidas por igual entre todas las naciones alrededor del mundo”. Donald Trump.

Por otro lado, la cuidad de California, en los Estados Unidos, ha tomado como medida fundamental la implementación de PANELES SOLARES en las nuevas edificaciones a partir de Enero 2020 como medida de desarrollo renovable en su ciudad y mejor calidad de vida para sus habitantes.

Hasta la fecha, el presidente continúa en el Acuerdo de París y su fecha de salida aún se ha marcado en el calendario.