ÁRBOLES SOLARES COMO ALTERNATIVA RENOVABLE

Publicado el día viernes 7 de Febrero de 2020 por
Ennova Energía Team
287

Nos encontramos en la era de los grandes avances tecnológicos e invenciones en materia de energías renovables. El mundo está en constante cambio y movimiento, el crecimiento acelerado de la población y su consecuente contaminación es uno de los grandes problemas actuales. Asumir el costo de esta crisis climática tiene a más de 195 países en el Acuerdo de París, buscando alternativas 0 contaminantes y, además, creando nuevas formas de generar electricidad basadas en la energía solar.

Las energías renovables como la instalación de PLACAS SOLARES FOTOVOLTAICAS como método para captar la luz solar se ha estado convirtiendo en una gran forma que tienen las grandes empresas y hogares para, primero, aportar para bajar los índices de calentamiento global y, segundo, bajar al coste a pagar por la factura de electricidad.

Desde hace algunos años se viene trabajando el volcar la producción de energía a todos los lugares que se pueda. Tenemos grandes construcciones como el World Games Stadium en Taiwán, el cual se alimenta de casi 9.000 paneles solares, El Buque MS Tùranor que navega por el océano con sus 537 metros cuadrados de placas y hasta un avión, el Solar Impulse II, que le dio la vuelta al mundo con su energía captada directamente del sol, entre otros.

Hoy en día ya podemos hablar, incluso, de los árboles solares, una estructura tecnológica que simula la apariencia de un árbol captando la energía en sus hojas. Son pequeños paneles solares formados por células solares que convierten fotones de luz en electrones. En esencia, este mismo árbol tecnológico funciona como el natural, ya que este recibe el sol en sus hojas para realizar el proceso de fotosíntesis y así poder generar energía suficiente y poder vivir.
La energía que producen estos árboles se puede aprovechar para cargar el teléfono móvil, y el ordenador por medio de un enchufe o conexión USB, además de tener acceso WIFI. En las noches funcionan como farolas iluminando el lugar siendo completamente autosuficientes.

Estos árboles pretender convertirse en puntos se sombra, conexión energética y bebederos de agua para personas y mascotas, manejando conceptos de sostenibilidad, ecología y medio ambiente. Este árbol tecnológico ya se encuentra en varias ciudades, en el Super Bowl de California, la ciudad de Bethlehem, Carolina del Norte, Manhattan, en la ciudad francesa de Nevers, entre otras.
Con este árbol se pretende dar un vuelco total a la generación de energía en las calles aprovechando la luz solar.